La recuperación del turismo se frenó en agosto y la llegada de viajeros se hunde un 75%

Los brotes verdes que esperaba y veía tímidamente la industria turística con la apertura de fronteras a final de junio se han quedado en un simple espejismo. Agosto se cerró con la llegada de 2,44 millones de turistas extranjeros. Esto supone un hundimiento del 75,86% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el gasto el panorama es similar: en el octavo mes del año, los turistas extranjeros gastaron 2.456 millones, un 79% menos que en 2019.

Sombrillas y tumbonas vacías en la playa de Levante de Benidorm, el pasado domingo.

Sombrillas y tumbonas vacías en la playa de Levante de Benidorm, el pasado domingo.Lars Ter Meulen / Europa Press

Los brotes verdes que esperaba y veía tímidamente la industria turística con la apertura de fronteras a final de junio se han quedado en un simple espejismo. Agosto se cerró con la llegada de 2,44 millones de turistas extranjeros. Esto supone un hundimiento del 75,86% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el gasto el panorama es similar: en el octavo mes del año, los turistas extranjeros gastaron 2.456 millones, un 79% menos que en 2019.

De esta forma se corta en seco la recuperación del sector, que venía de desplomes en las llegadas del 97% en junio, del 75% en julio y, ahora, casi del 76% en agosto. La evolución del gasto es igual de lúgubre: caídas del 98%, 79% y 79%, respectivamente. Así se cierra un verano aciago para una industria fundamental para la economía española, ya que genera —se podría decir generaba, en pasado— más de un 12% del PIB.

La pérdida es notable, especialmente porque los meses estivales son los más importantes para el sector y en los que el tejido productivo hace la caja de resistencia para el resto del año. Sin embargo, los guarismos de este ejercicio no muestran esa fortaleza. En agosto, por ejemplo, solo llegaron 2,44 millones de viajeros, muy lejos de los 10,12 del mismo mes de 2019. Un mundo entre ambos. Con el gasto la diferencia es igual de abismal: de los 11.764 millones en agosto de 2019 a los 2.456 millones del octavo mes del año del coronavirus.

Por países de procedencia, Francia fue el principal caladero de turistas, con 863.665 viajeros, un 35,4% del total. Le siguen en volumen Alemania (298.217) y el Reino Unido (256.528). Si se fija la mirada en las caídas anotadas, Francia es de las que mejor aguanta el embate de la pandemia con una pérdida del 57% respecto a agosto del año anterior. En cambio, la llegada de visitantes del Reino Unido ha sufrido un duro golpe, con una caída del 88%, provocado en parte por las restricciones que impuso el Gobierno británico a los viajes por España desde final de julio. Alemania, otro caladero importante, también emitió advertencias durante agosto y ha registrado una corrección importante, del 73%.

Por comunidades, el destino principal de los visitantes en agosto fue Cataluña, donde fueron 459.271 viajeros extranjeros (un 80% menos que un año antes). Le siguen Baleares, con 453.794 turistas (un 79,9% menos) y la Comunidad Valenciana, con 430.092 turistas (un 66,2% menos). “En el resto de comunidades el número de turistas desciende un 74,1% en Andalucía, un 76,9% en Canarias y un 88,8% en la Comunidad de Madrid”, recoge el INE en un comunicado.

Desplome del 73% en el año

En el acumulado del año, el hundimiento en la llegada de turistas se sitúa en el 73%. Entre enero y agosto llegaron casi 15,7 millones de turistas extranjeros frente a los casi 58,2 millones del mismo periodo del año anterior. Para poner en contexto el dato acumulado, solo en agosto de 2019 llegaron 10,12 millones, cerca de la cifra total en lo que va de 2020. Inimaginable hace nueve meses.

En el gasto la situación es igual. Un tornado que deja tiritando a las compañías del sector, muchas cerradas y con dudas de si conseguirán llegar al verano de 2021. En los ocho primeros meses de 2020 el gasto turístico roza los 16.750 millones, un 73,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. Entre enero y agosto de hace un año, la cifra superaba los 64.000 millones. Con el coronavirus, la industria turística es otra.

En lo que va de año, por países de procedencia, Francia es la que más turistas aporta con cerca de 2,9 millones (un 64,7% menos que en 2019). Le siguen el Reino Unido con más de 2,6 millones (-78,9%) y Alemania con casi 2,1 millones de viajeros (-73%). De esta forma, el shock de la pandemia ha movido el tablero y cambia el orden de los principales caladeros de turistas. Entre otras cosas, porque no ha tenido tanto peso la conectividad aérea, lo que beneficia a Francia por cercanía, y por las restricciones a los viajes impuestas por el Reino Unido y Alemania.

Por comunidades, Cataluña es la que más visitantes ha recibido hasta agosto: más de 3,2 millones, un 76,5% menos respecto al mismo periodo de 2019. La segunda con más turistas es Canarias (casi 3,2 millones, un 63,2% menos) y la tercera, Andalucía (2,3 millones, un 72,6% menos)

El País, 02.10.2020

Economía