Santa Susanna mantiene el ritmo de inversión hotelera pese a la pandemia

Los hoteleros del pequeño municipio del Maresme se conjuran para alcanzar las 22.000 plazas en hoteles de más de cuatro estrellas.

Santa Susanna mantiene el ritmo de inversión hotelera pese a la pandemia
Hotel Tahití de cuatro estrellas superior en la playa de Santa Susanna (Aj. Santa Susanna)

Los hoteleros de Santa Susanna siguen al pie del cañón pese a la crisis, sin aminorar el ritmo de inversión . La pequeña población de poco más de 3.000 habitantes, uno de los cuatro municipios turísticos del Alt Maresme, pese al reiterado impacto de las crisis económicas ha conseguido que el sector turístico se haya conjurado para convertir el enclave en un destino de lujo. La Covid no ha paralizado las inversiones en la planta hotelera y han conseguido que todos los establecimientos –13.000 plazas en hoteles y 4.000 en campings– sean de c uatro estrellas superior o cinco estrellas, igual que los que se pretenden construir durante los próximos años.

Durante este mes de agosto no todos los hoteles del municipio han abierto, pero son los que han notado menos la crisis turística a causa de la pandemia de la costa del Maresme. Algunos complejos han mantenido una ocupación del 80% durante algunos fines de semana, ya que mantienen una oferta plural y optan por no especializarse en clientes de una única nacionalidad. En este municipio están pendientes de que se pueda celebrar el campeonato de Europa de Fitness, un gran acontecimiento,que reúne a 3.000 personas

El Hotel Aquamarina & Spa en Santa Susanna
El Hotel Aquamarina & Spa en Santa Susanna (Aj. Santa Susanna)

El alcalde, Joan Campolier (independiente), uno de los ediles más veteranos de España, con cuarenta años de mandato, asegura que la clave “es haber aprendido de los errores de los demás destinos turísticos” algunos excesivamente masificados y con establecimientos hoteleros compartiendo trama urbana. En Santa Susanna el parque hotelero se concentra en 1,3 kilómetros del litoral, mientras que el núcleo urbano se encuentra a unos dos kilómetros hacia el interior

El techo hotelero, el alcalde lo sitúa en 22.000 plazas, todas ellas de lujo. En la actualidad “solo quedan licencias para construir 3.500 plazas y la previsión es “edificar cinco hotelesen menos de cuatro años”. No es de extrañar con ello que Santa Susanna sea el segundo municipio de la provincia y el cuarto de Catalunya tras Barcelona, Salou y Lloret que más fondos percibe de la tasa turística “unos 500.000 euros”. Los últimos años han sumado unos tres millones de pernoctaciones cada temporada.

El alcalde, Joan Campolier (independiente), uno de los ediles más veteranos de España, con cuarenta años de mandato, asegura que la clave “es haber aprendido de los errores de los demás destinos turísticos” algunos excesivamente masificados, con hoteles obsoletos y establecimientos turísticos compartiendo la trama urbana. El techo hotelero lo sitúa en 22.000 plazas, todas ellas de lujo. En la actualidad “sólo quedan licencias para construir 3.500 plazas y la previsión es edificar cinco hotelesen menos de cuatro años”. No es de extrañar que Santa Susanna sea el segundo municipio de la provincia y el cuarto de Catalunya tras Barcelona, Salou y Lloret que más fondos percibe de la tasa turística “unos 500.000 euros”.

Campolier desgrana las nuevas inversiones previstas. En la actualidad el hotel Marítim prevé otro establecimiento de 300 plazas, Aqua Hotel otro de 500 habitaciones, el Don Ángel ampliará instalaciones en el paseo marítimo con 100 habitaciones, otro nuevo hotel se construirá en el polígono 50 junto a la playa, el Mar Mediterránia tendrá 100 habitaciones y aún queda por ejecutar cuatro parcelas para usos hoteleros al lado de la N-II que divide el municipio. El Plan General Urbanístico, razona el alcalde que ya no prevé más hoteles, sí equipamientos como 100.000 m² para instalaciones deportivas

Panorámica de los complejos hoteleros en Santa Susanna
Panorámica de los complejos hoteleros en Santa Susanna (Aj. Santa Susanna)

Otra de las claves para que el destino turístico se consolide, según Campolier, es “contar con la complicidad de los hoteleros”. Lo confirma Manel Sánchez Lozano, director general del hotel Tahití. “Desde que en el 2014 obtuvimos la categoría de cuatro estrellas superior no hemos dejado de invertir”. En cuatro años han gastado seis millones en reformas y ahora proyectan “nuevos espacios de relax exclusivos”. Además, negocian con el Consistorio la construcción de un estacionamiento subterráneo “para mejorar el servicio al cliente autóctono”.

 

Hotel Mercury Santa Susanna
Hotel Mercury Santa Susanna (H.M.)

Caso paradigmático en Santa Susanna también es la cadena que crearon ocho familias catalanas, Aqua Hotel Grup, cuyo consejero delegado, Benet Ferrer, informa de un macroproyecto de otro hotel en Santa Susanna “dirigido también al sector de ocio y negocio”. Reconoce que la crisis de la Covid-19 “no ha paralizado las inversiones”. Pero con todo, aseguran que cerrarán el ejercicio con pérdidas.

La Vanguardia, 31.08.2020

Turismo