Drones e inteligencia artificial para vigilar el aforo de las playas en Fase 2

Los ayuntamientos de Pineda de Mar y Calella, en el Maresme, preparan la reapertura de las playas para la temporada estival que se deben adaptar a la actual situación sanitaria, especialmente con la entrada de la Fase 2 de la desescalada a partir de este lunes. Para facilitar que se respeten las distancias de seguridad y el aforo en las playas, los Ayuntamientos se dotan de varios sistemas de control que serán controlados por drones o bien vía WiFi.

Drones e inteligencia artificial para vigilar el aforo de las playas en Fase 2

Tanto en Pineda como en Calella la playa se ha dividido en 15 sectores señalizados. En la costa pinedense cada habrá los servicios propios de la temporada, como pasarelas y un único punto de acceso y salida, como novedad, este año se habilitará una zona de sombra para personas con movilidad reducida junto a los dos módulos de salvamento y de acceso a las sillas anfibias para el baño de personas con discapacidad.

Playa de Calella cuyo aforo se controlará por inteligencia artificial
Playa de Calella cuyo aforo se controlará por inteligencia artificial (Aj. Calella)

Pineda de Mar aplicará el control mediante drones, cuya información se gestionará mediante inteligencia artificial. El sistema capta imágenes y mediante algoritmos identifica el número de personas que se encuentra en cada tramo. De esta forma la Policía Local tiene información inmediata del aforo para tomar las decisiones. “Es una herramienta importante, ya que la normativa también limita el número de personas que se pueden agrupar” avanzó Xavier Amor, alcalde de la población. Las playas de Pineda, dispondrán de líneas de vida, módulos de recogida de residuos y puntos de reciclaje en todos los tramos, duchas y lavabos adaptados.

En Calella, una aplicación generará sectorizaciones virtuales de la playa. A través de la red WiFi del municipio se detectará el número de bañistas en cada tramo. La webcam municipal también permitirá ofrecer una imagen cenital. Todos los datos obtenidos pasarán a disposición de los agentes municipales que, gracias a métodos algorítmicos de inteligencia artificial podrán conocer en que momento se llenarán las playas. En base a esta información, se podrán abrir o restringir los accesos para mantener un aforo seguro. La ciudadanía también podrá obtener la información de los lugares que estén más vacíos, a través de un portal web. Esta aplicación se utiliza en superficies comerciales y será la primera ocasión que se aplica a una playa.

Playa de Calella, en el Maresme
Playa de Calella, en el Maresme (Aj. Calella)

En las playas de Calella, a parte de la señalización de la zona de baño con recomendaciones, trabajarán entre 18 y 23 personas, tres de los cuales serán policías exclusivamente destinaos al servicio de playas. La megafonía también dará consejos a los bañistas.

La playa de Calella tiene una extensión de 173.000 m² de arena y su capacidad máxima es de 40.000 personas.

La Vanguardia, 01.06.2020