¡Bienvenido Mr TUI! Maroto negocia con los gigantes del turismo para salvar el verano

da hasta otoño tras perder 15 millones de turistas. Para ello, la titular de industria ha mantenido reuniones con las principales empresas del sector

Semana crucial para el turismo español. Después del efecto reparador que tuvieron las palabras del presidente Pedro Sánchez el pasado fin de semana, demasiado tarde para algunos, la ministra Reyes Maroto ha mantenido reuniones con los principales turoperadores del mercado para intentar salvar la temporada de verano (tercer trimestre del año) e incluso para llevar hasta octubre la campaña estival, según confirman fuentes oficiales.

Foto: La playa y establecimientos hoteleros de Jandía hoy vacíos. (EFE)

La titular de Industria, Comercio y Turismo se ha reunido esta semana con los primeros ejecutivos de las alemanas TUI y Condor, además de la británica Jet2 Holidays, para evaluar las condiciones requeridas por estos mayoristas para traer turistas a nuestro país, con protocolos de seguridad homogéneos en origen y destino. Tras perder cerca de 15 millones de turistas en el segundo trimestre, otros tantos millones están listos para venir a partir de julio.

El gigante alemán aseguró a Maroto este jueves que tiene comprometido hasta un tercio de su volumen para nuestro país, incluidos los primeros lotes que llegarán a Baleares un junio a modo de 'piloto'. Tras el colapso del sector, que dio por perdido el año en el peor escenario, los primeros rayos de certidumbre (apertura a extranjeros sin cuarentena a partir del 1 de julio) "han provocado un 'shock' positivo", con reservas disparadas en todos los segmentos.

Hacía falta una "referencia clara de apertura", como reconocen desde Turismo. Hasta hace siete días solo hubo "mensajes confusos o desafortunados", tanto desde Consumo (bajo valor añadido), Sanidad (cuarentena) o Trabajo (ERTE), como han reconocido en público y privado diferentes actores de la industria. Pocas veces una intervención del presidente Sánchez durante esta crisis ha tenido un impacto tan positivo y diversificado.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) valora positivamente la reacción del mercado durante esta semana, teniendo presente la pérdida del segundo trimestre (abril, mayo y junio). Como explica su secretario general, Ramón Estalella, hay que tener presente que para salvar el año es necesario una ocupación mínima de seis meses, por lo que es necesario contar con el turista extranjero y ampliar la temporada a otoño.

Por si fuera poco, España compite con otros destinos del arco mediterráneo menos afectados por el coronavirus. Desde la cartera de Turismo confían en que nuestro país no perderá turistas en favor de otras plazas por un posible deterioro de la marca país, sino por la pura reducción del número de turistas. Esta semana, un medio alemán publicó una encuesta según la cual hasta un 37% de ciudadanos renunciará a vacaciones por la incertidumbre económica.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la industria turística española se enfrenta a esta crisis desde máximos de capacidad, tras recibir durante 2019 a casi 84 millones de turistas. Como dijo el propio CEO de TUI hace un par de años, "España está llena". Eso hace que a pesar del progresivo desbloqueo estival, salvar la temporada será imposible, lo que hace necesario ampliar a octubre la campaña de verano, de acuerdo a los cálculos de CEHAT.

A medida que el fin del confinamiento se acerca, el sentimiento de los consumidores va cambiando, explica Nacho Bel, socio de consultoría de EY Phartenon. Aunque para la reactivación del sector es igual de necesario atraer a los de fuera y movilizar a los de dentro, en cuanto se ha trasladado un mínimo de certidumbre y hay normas sanitarias claras la demanda se activa, sobre todo más allá del sol y playa, desde los Paradores a los campings.

El Confidencial, 31.05.2020

Turismo