Moncloa propondrá en España experiencias de "turismo sano" en origen y destino

La reactivación de la actividad turística durante la desescalada en España es un quebradero de cabeza que, con la llegada del verano y las buenas temperaturas, empieza a convertirse en una cuestión de máxima importancia para la economía española y, especialmente, para algunas comunidades donde la industria turística es esencial.

Por eso, tras el jarro de agua fría que supuso para el sector el anuncio de la cuarentena obligatoria que deberán guardar todos los viajeros internacionales que lleguen a España (una medida que se empezó a aplicar el pasado 15 de mayo), el Gobierno ya trabaja en propuestas concretas como ofrecer "experiencias turísticas sanas" en el país para estimular el turismo en nuestro país una vez que se reinicie la actividad.

Foto: Varias personas disfrutan del sol en la playa de Talamanca en Ibiza (EFE)

 
Así lo ha avanzado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el socialista José Luis Ábalos, quien en una entrevista en 'Los Desayunos' de TVE ha explicado que esta alternativa de turismo sano que están elaborando en un grupo de trabajo propondrá "un origen sano con destino sano y absolutamente controlado desde el punto de vista higiénico".

Este plan servirá, ha añadido, para estimular el turismo sobre todo donde los niveles sanitarios están siendo "muy positivos y donde tienen una industria turística muy fuerte, que necesita que el turismo no decaiga", como en el caso de las islas Canarias o de las Baleares, ha señalado el ministro.

"Tenemos que hacer España atractiva desde un punto de vista sanitario, el turismo requiere confianza"

El Gobierno sigue sin dar fechas exactas, aunque Ábalos ha condicionado la circulación de turistas extranjeros a cuando sea posible la libre circulación de españoles por el territorio. En su opinión, la cuarentena obligatoria que se ha impuesto a aquellos viajeros extranjeros que lleguen al país responde a una cuestión de homologación y coherencia con la situación de los ciudadanos en España, y al riesgo añadido de que ante las primeras etapas de desescalada, las mayores posibilidades de "disfrute del espacio" y la llegada del buen tiempo, se produjeran llegadas de viajeros procedentes de otros países.

"Lo que no podíamos permitir es que hubiera circulación de extranjeros mientras que la población española seguía confinada", ha apuntado.

La reapertura al turismo extranjero no se producirá hasta que termine la desescalada, que si todo va bien se alargará hasta finales de junio. Por eso, Ábalos ha explicado que "en el momento en el que los españoles podamos ir a otras provincias, los extranjeros también podrán entrar en España".

Si se "mantiene bien (el plan de) la desescalada", a finales de junio se podrá iniciar de nuevo la actividad turística, aunque siempre habrá que tener en cuenta que se tendrá que poder ofrecer esa alternativa de turismo sano y ofrecer seguridad y confianza en el país para que lleguen turistas. "Tenemos que hacer España atractiva desde un punto de vista sanitario, el turismo requiere confianza", ha asegurado.

El Confidencial, 20.05.2020

TURISMO