El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, llama a los países a aprobar un “plan Marshall” para impulsar la recuperación del sector

El sector turístico afronta su peor golpe desde el nacimiento de los viajes masivos tras la Segunda Guerra Mundial. Bruselas quiere impulsar una reforma clave de la industria, que supone el 11% del PIB comunitario, con la convocatoria de una “cumbre europea del turismo” que podría celebrarse incluso antes del verano. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha abogado este martes en el Parlamento Europeo por aprovechar esta crisis para hacer que el sector sea “más innovador, sostenible y resiliente” mediante el acceso a alrededor del 20% de los fondos que pueda recibir de los planes de recuperación que aprueben los líderes de la Unión Europea.
El comisario Thierry Breton durante una rueda de prensa el pasado mes de febrero en Bruselas.
El comisario Thierry Breton durante una rueda de prensa el pasado mes de febrero en Bruselas.YVES HERMAN / REUTERS
 
El sector turístico afronta su peor golpe desde el nacimiento de los viajes masivos tras la Segunda Guerra Mundial. Bruselas quiere impulsar una reforma clave de la industria, que supone el 11% del PIB comunitario, con la convocatoria de una “cumbre europea del turismo” que podría celebrarse incluso antes del verano. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha abogado este martes en el Parlamento Europeo por aprovechar esta crisis para hacer que el sector sea “más innovador, sostenible y resiliente” mediante el acceso a alrededor del 20% de los fondos que pueda recibir de los planes de recuperación que aprueben los líderes de la Unión Europea.
 
A las puertas del verano, las empresas del Mediterráneo todavía no saben cuándo saldrán de la cuarentena. Las perspectivas no son halagüeñas. Bruselas baraja que la frontera exterior de la UE no abrirá antes de verano, lo cual tendrá un gran impacto sobre España, Italia y Grecia. Y en especial de las islas, cuya actividad es todavía más dependiente de esa actividad. “La situación es preocupante: fue el primer sector afectado y será el que saldrá más tarde”, advirtió Breton en comisión parlamentaria, a la cual accedió mediante videoconferencia.
 
La Organización Mundial del Turismo avisó de que la industria dejará de ingresar entre 275.000 y 400.000 millones de euros en todo el mundo respecto al año anterior. En Europa, las pérdidas serán del 50%. “Podrían ser superiores”, advirtió Breton. Y dependerá de los sectores y las zonas geográficas. Los ingresos de los operadores turísticos bajarán un 70%, mientras que el de los cruceros y las compañías aéreas podrían llegar a caer el 90%. Breton, no obstante, mostró su preocupación por la gran cantidad de empresas pequeñas y familiares, con menos de diez trabajadores, que constituyen el 80% de ese tejido. “Estamos hablando de un sector muy frágil”, afirmó.
 
A corto plazo, Breton abogó por tratar de evitar la mortalidad de esas compañías con medidas de liquidez. El comisario afirmó que a corto plazo esas empresas deben poder acceder a cerca del 20% de los 37.000 millones de euros liberados en fondos estructurales, a los que deberán añadirse recursos que se movilicen del Banco Europeo de Inversión. “Vamos a movilizar todos lo que sea posible de los fondos existentes”, anunció Breton. A medio plazo, el comisario abogó por trazar una estrategia industrial que englobe también el turismo, que debería recibir también alrededor del 20% del futuro “plan Marshall” que, a su juicio, deben aprobar los jefes de Estado y de gobierno. “Voy a luchar para que el turismo sea el primer beneficiario de un plan de recuperación”, señaló.
 
Un “cupón” para los pasajeros afectados

La otra carpeta con la que Bruselas debe lidiar de cara al verano es la de los billetes que ya han sido adquiridos y que o han sido anulados por las aerolíneas o bien pueden serlo próximamente. La apuesta de la Comisión Europea es la del reembolso o el cupón. Pero Breton advirtió de la “situación complicada” que atraviesan esas empresas. Sin referirse a ellas, Breton llamó a la UE a “protegerse” de “estrategias de inversión agresivas” procedentes de fuera del bloque comunitario para acaparar empresas turísticas. Bruselas está aprobando ya ayudas a ese sector, que podrían verse incrementadas cuando se dé luz verde de forma definitiva al rescate de compañías con recursos públicos.

Sin embargo, Breton llamó a aprovechar esta crisis también para repensar el modelo turístico europeo. La presidenta de la comisión e Transportes, Karima Delli (Los Verdes), sostuvo que el turismo afronta el reto de solventar los problemas del turismo de masas y que destinos como Venecia ya han avisado que deberá regularlo. El Covid-19 hará imposible ese tipo de actividad. El comisario propuso la convocatoria de una conferencia europea sobre turismo para abordar ese reto. El comisario señaló que esta podría tener lugar a finales de septiembre, si bien fuentes comunitarias no descartan que se celebre antes de verano, dependiendo de la situación. “Debemos aprovechar para reinventar el turismo el día de mañana”, afirmó Breton.

El comisario explicó que en esa conferencia participarán todas las partes involucradas en la industria para elaborar una hoja de ruta para la actividad. Breton abogó, además, en situar en el centro de esa reconversión estén los elementos que la Comisión Europea ha fijado como prioritarios para este mandato: el Pacto Verde, con un mayor protagonismo del turismo de proximidad, y la digitalización, con plataformas más responsables.

 

EL PAÍS

21/04/2020