Resistir y no bajar precios: consigna para los hoteleros españoles

El último día de la feria turística en Londres refleja un repunte de optimismo para el año que viene

Los hoteleros españoles deben resistir las presiones de los turoperadores europeos y no bajar los precios para el verano que viene. Por mucha incertidumbre del Brexit que haya o recuperación en marcha de los destinos competidores. Ésta es la consigna que se escuchó este miércoles en los pasillos de la World Travel Market de Londres, en el último día de la feria.

Y es que a pesar de la incertidumbre que genera el Brexit y la recuperación de los destinos competidores del norte de África y Mediterráneo Oriental, España sigue siendo un valor seguro en los mercados emisores europeos. Y sobre todo en el Reino Unido.

"Llegué a Londres algo preocupado, pero me voy más tranquilo”, resume Jorge Marichal, presidente de Ashotel, la patronal hotelera de Tenerife.

“Por eso creo que habría que pensarlo bien antes de bajar tan rápidamente los precios que tanto costó ganar”, añade, refiriéndose a las millonarias inversiones realizadas en los últimos años en numerosos destinos españoles para renovar el producto hotelero, mejorar las infraestructuras, etc.

Cambio de ciclo

Por la feria de Londres también ha pasado Tom Jenkins, director ejecutivo de ETOA (la asociación que integra turoperadores europeos y otras empresas turísticas), quien recuerda que “España se benefició de los problemas de otros destinos en el pasado y ahora va a perder ese beneficio. ¿Pero significa eso que los hoteleros españoles deben preocuparse? Creo que España es un producto único, que no puede ser duplicado por Turquía ni por Egipto”.

Por dicho motivo, añade Tom Jenkins, los destinos españoles deben “seguir concentrándose en lo que hacen bien” y continuar la renovación de los destinos maduros, “como por ejemplo estamos viendo en Magaluf”.

“En la última década, hemos visto cómo España se está alejando del concepto playa commodity, está reformando destinos, aunque hay muchos más lugares que necesitan ser arreglados.. Pero la idea final es que España se está convirtiendo en un mejor lugar donde gastarse el dinero”.

Estand de Canarias en la feria World Travel Market 2018.

Turistas no tan prestados

La perspectiva en Canarias para el año que viene es positiva, teniendo en cuenta que “hasta el pasado septiembre las agencias británicas habían vendido un 9% más de paquetes para el verano de 2019. Sin embargo, las ventas de las agencias alemanas caían el 13%.

“Entre 2015 y 2017, Canarias ganó 2,7 millones de turistas y este año podríamos llegar a perder, como máximo, medio millón. Quiere esto decir que, o bien no todos eran prestados o bien hemos sabido fidelizar a un importante volumen de turistas”, según informa el gobierno canario.

Para el viceconsejero de Turismo de las Canarias, Cristóbal de la Rosa, “los datos muestran que el próximo invierno vamos a mantener buenas cifras incluso creciendo en relación al invierno del año anterior”.

No obstante, reconoce, “para el verano de 2019 hay más incertidumbre, derivada del Brexit y lo que podría ocurrir con los acuerdos de navegación aérea”.

Negociaciones duras: los turoperadores presionan con los precios que les ofrecen en otros países "pero nuestra estructura de costes es la que es"

En los pasillos de la feria turística de Londres también hemos tenido la oportunidad de charlar con Marco Aurelio Pérez, alcalde de Maspalomas, Gran Canaria, uno de los municipios turísticos con mayor número de pernoctaciones de España.

“Para el invierno se mantienen las expectativas bastante buenas. De cara al verano, los turoperadores están presionando a ver si les bajan los precios. Ponen sobre la mesa los precios que les ofrecen en otros destinos, pero nuestra estructura de costes y nuestra estructura empresarial es la que es y no podemos entrar en ese juego”.

¿La clave es resistir entonces la presión? “Seguimos teniendo una posición inmejorable: el cliente sigue reclamando Canarias al turoperador y eso nos da cierta solvencia a la hora de mantener las posiciones”.

Optimismo en Cataluña

Desde Cataluña, la perspectiva también es relativamente optimista: “El mercado británico sigue viendo Cataluña como uno de sus destinos preferidos y así lo demuestran los nuevos vuelos para el 2019 y el buen ritmo de venta de paquetes vacacionales para el año que viene, donde algún turoperador tiene incrementos de casi al 20%”, explica David Font, director de la Agencia Catalana de Turismo.

También el alcalde de Salou, Pere Granados, confirma “buenas perspectivas para la próxima temporada”.

Cuenta atrás en marcha

Hasta el 29 de marzo, día en que el Reino Unido abandonará la Unión Europea, quedan menos de cinco meses.

Un Brexit sin acuerdo podría ser “catastrófico” para la industria turística, admite Tom Jenkins, sobre todo en los aeropuertos.

A pesar de todo, Jenkins confía que Londres y la UE llegarán a un acuerdo de última hora, ni que sea para establecer un período transitorio que dé tiempo a renegociar los acuerdos aéreos y de fronteras.

HOSTELTUR, 08.11.2018