El sector turístico prevé moderar el crecimiento en 2018

El sector turístico está eufórico en la semana de su gran cita anual, Fitur, con afluencia masiva, y tras cerrar un nuevo año récord con 82 millones de turistas extranjeros.

El sector turístico prevé moderar el crecimiento en 2018

 

La mayoría de las voces coinciden: el crecimiento se moderará este 2018. El análisis de previsiones del lobby más importante del sector, Exceltur, apunta a un crecimiento del PIB turístico del 3,3%, por encima de la media de la economía española (estimada en un 2,4%), aunque a un ritmo más moderado que en los dos últimos años “en consonancia con los fundamentos macroeconómicos y ante la previsible pérdida gradual del flujo de turistas prestados del que nos venimos favoreciendo hace años”.

Asimismo, Exceltur señala que estas previsiones se basan “en una moderación a partir del segundo trimestre del 2018, de los efectos de la inestabilidad en Catalunya”. Si la citada moderación no llega o se produce un aumento de la tensión, la actividad turística podría llegar a caer en Catalunya unos 924 millones de euros, lo que reduciría en 0,5 puntos el crecimiento del conjunto del sector turístico español dejándolo en un 2,8%.

“El crecimiento no será tan importante como en 2017”

Por su parte, desde el Observarorio Hotelero de Pwc y Cehat, Cayetano Soler, socio responsable de Turismo de Pwc España, asegura que el análisis macroeconómico “es favorable prácticamente para todos los segmentos del sector, aunque el crecimiento no será tan importante como en 2017”. Desde la consultora apuntan a un crecimiento del sector de entre el 3% y el 3,5%, que podría bajar del 3% si Catalunya compromete una recuperación que ya nota el sector después de la caída de actividad del cuarto trimestre.

Además de la evolución de la crisis catalana, tanto Exceltur como Pwc apuntan a la recuperación de mercados competidores como Turquía como principales retos del sector para 2018. Asimismo, las negociaciones del Bréxit suman incertidumbre sobre el comportamiento del primer mercado emisor de España, el turista británico, pues este año se empezarán a concretar las negociaciones del sector aéreo, clave en la llegada de visitantes, e incluso la opción de un visado.

Desde el punto de vista macroeconómico, apunta Soler de Pwc, los dos grandes retos serán “el incremento del precio del petróleo (las previsiones apuntan a que podría llegar a los 80 dólares) y la fortaleza del euro respecto a divisas como el dólar, la libra o las monedas asiáticas”, lo que provocará que España se convierta en un destino más caro. El socio de la consultora apunta que, en código interno, el principal objetivo del sector debería ser “incrementar el gasto medio y no contar millones de turistas”.

Se prevé una moderación del crecimiento del turismo internacional

La Organización Mundial de Turismo (OMT), tras registrar los resultados más altos en siete años a nivel mundial, prevé una moderación del crecimiento del turismo internacional, que pasaría del 7% en 2017 a un 4% el próximo ejercicio. La organización sitúa este año el crecimiento del turismo en Europa entre el 3,5% y el 4,5%, después de que en 2017 se disparara al 8%, precisamente por el aumento del 13% de visitantes a la Europa Mediterránea, con España como mercado líder.

Las previsiones de Exceltur apuntan a las favorables perspectivas de crecimiento económico en los principales países europeos de la UE y al aumento de la conectividad aéreas como los factores más positivos. “Los fundamentos de las economías familiares de Alemania (1,7%), Francia (1,7%), Italia (1,5%) y los países nórdicos apuntan a un nuevo año de crecimiento del consumo turístico”, señalan las conclusiones del informe. No obstante, también apunta una “ralentización observada en los últimos meses de la propensión viajera y de gasto de los turistas británicos en sus viajes en España, junto a un escenario económico más incierto ante el proceso de su desconexión con la UE (1,2% de consumo privado frente al 2,9% y 1,9%, del 2016 y el 2017)”, que sugieren una desaceleración de su impacto económico en los destinos turísticos españoles en este 2018.

LA VANGUARDIA

21.01.2018