Fondos europeos, una oportunidad para impulsar la sostenibilidad del sector

Jumbo Tours y AMResorts anunciaron en enero la creación de un consorcio de empresas turísticas denominado Green & Human destinado a promover la transformación sostenible del turismo y canalizar los fondos europeos. En su inicio, el proyecto incluía a 12 empresas, en representación de cada uno de los subsectores, actualmente cuenta con cerca de 40 y, antes de que se convoquen las ayudas del Plan para la Recuperación y la Transfornación Next Generation, espera alcanzar las 80 compañías adheridas, según explica Ginés Martínez, CEO de Jumbo Tours. Asegura que "el consorcio no es un instrumento más para beneficiarse de los fondos sino que su objetivo es la sostenibilidad".

¿Cómo ha evolucionado el proyecto desde enero?

Hay dos parcelas diferenciadas. Una es la parte oficial, que está específicamente vinculada al tema de los fondos europeos Next Generation. Hemos presentado la manifestación de interés y estamos pendientes de conocer cuáles son los siguientes pasos para presentar las solicitudes. Éste es uno de los motivos principales de la creación de Green & Human, pero luego está el proyecto en sí, independiente de los fondos. Es un consorcio de empresas fundado por Jumbo Tours y Apple Leisure Group Europa al que se han ido adhiriendo una serie de empresas que tienen un mismo interés, que es la transformación de la actividad turística en una actividad más responsable y sostenible y ahí estamos teniendo un gran éxito.

¿Cuál es la función del consorcio?

El objetivo es ayudar a las empresas que formen parte del consorcio a transformar su actividad a través de los fondos y de las ayudas que haya, dando entrada sobre todo a los pequeños y medianos actores, que normalmente se quedan fuera porque no tienen infraestructuras, el conocimiento o les falta la asesoría para poder ponerlo en práctica. Contamos con Biosphere, una de las organizaciones más reconocidas a nivel internacional en el ámbito de la cultura empresarial de sostenibilidad, que nos va a asesorar. Nos ofrece la garantía de saber que lo que estamos haciendo está bien encaminado. Todas las empresas que se adhieren al consorcio entran en la plataforma de Biosphere y pueden valorar el nivel de cumplimiento de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Ofrece unos parámetros que les permite evaluar en qué aspectos se están desarrollando bien y en cuáles no tanto.

El consorcio no es un instrumento más para beneficiarse de los fondos sino que tiene un objetivo hacia la sostenibilidad. Se han unido grandes empresas y otras pequeñas, que han visto en esto una posibilidad de acceder a un tipo ayudas, de información y asesoría que de otro modo no pueden tener

Ginés Martínez.

En el lanzamiento del proyecto había 12 empresas, una por cada uno de los segmentos turísticos. ¿Cuántas hay ahora?

Ahora estamos rondando las 40 empresas que ya han confirmado su adhesión y estamos en conversaciones con otras 30. Creemos que antes de que se convoquen los fondos Next Generation y haya que presentar los proyectos oficiales para pedir las ayudas, entre pequeñas, medianas y grandes empresas, estaremos en torno a las 80.

El propósito de este grupo de empresas es conseguir una transformación sostenible. ¿Cómo esperan conseguirlo?

Cada uno de nosotros tiene un impacto sobre el entorno donde desarrolla su actividad. Cada uno tiene unas parcelas en las que tiene menos impacto y otras en las que debe trabajar para conseguir mejoras inmediatas y desde el consorcio asesoramos a todas las empresas que se adhieran sobre cómo pueden ser más sostenibles. Con cada una de ellas vamos identificando proyectos. Por ejemplo, con algunos hoteleros hemos identificado proyectos de eficiencia energética y de energías más limpias; con algunos restaurantes hemos identificado proyectos que faciliten el consumo de cultivos orgánicos de proximidad.

El proyecto contempla también la integración social.

Es otro de los puntos importantes porque cuanto más integrada esté a nivel social la actividad que desarrollamos más beneficios, repercute directamente sobre la sociedad que al final es la que soporta el desarrollo de la actividad. Por eso, en el entorno de Green & Human vamos a trabajar con las empresas sobre cómo trasladar la transformación sostenible a los equipos humanos, con el empoderamiento de la mujer, la igualdad de oportunidades, facilitar el trabajo joven… Es decir, no nos centramos solo en la parte green de la sostenibilidad.

¿Había ya proyectos en marcha?

Lo bonito del proyecto es que las empresas que se están uniendo ya estaban trabajando, pero lo quieren hacer de un modo más organizado y ordenado. Casi todas ya tenían proyectos identificados, pero ahora, con los fondos Next Generation, pueden beneficiarse de apoyos económicos para acometer las inversiones necesarias. Son una oportunidad porque van destinados a la transformación del tejido industrial y hacia un desarrollo más sostenible.

¿Cómo pueden beneficiarse las empresas de los fondos?

Las condiciones todavía no están, tenemos que esperar, hay mucha nebulosa alrededor de cómo van a ser los requisitos y los condicionantes finales para saber qué proyectos o qué iniciativas van a ser elegibles para estos fondos. Por esta razón, muchos de los proyectos están un poco en stand by y se acelerarán más o menos en virtud de cuando sepamos que los fondos van a estar disponibles.

¿Hay una hoja de ruta para la ejecución de los proyectos?

Dentro del plan general del consorcio, cada empresa va a presentar su propio proyecto, no es que el consorcio vaya a ejecutar las inversiones, será cada empresa quien las ejecute. Si quieren esos fondos europeos, una parte de su proyecto estará respaldado económicamente por los fondos Next Generation.

Con esta iniciativa se está trasladando también un mensaje de unidad respecto a la importancia de la sostenibilidad en el sector.

Uno de los motivos por los que decidimos crear Green & Human es porque nos parecía muy injusto el trato reputacional que estaba recibiendo el mundo del turismo, atacando a compañías aéreas y cadenas hoteleras, mientras dejaban fuera de la crítica a otro tipo de empresas que son incluso más responsables de la masificación, como pueden ser los alojamientos turísticos no reglados.

El sector está muy comprometido, no ahora por los fondos Next Generation, sino desde hace mucho tiempo está comprometido a desarrollar su actividad de un modo sostenible. No solo en la parte ecológica, también en la parte social y humana

Nos hemos dado cuenta de que ahora hay una oportunidad excelente para que todos esos proyectos que tienen las empresas por separado, los pongamos en común y hagamos un esfuerzo conjunto para dejar ver que estamos trabajando desde hace mucho tiempo en la transformación de un modelo más sostenible. Tenemos la posibilidad de involucrar a todos los actores de la cadena de valor independientemente de su tamaño.

Hosteltur, 12.04.2021