El turismo reclama al Govern más iniciativa para reactivar el sector

La concentración de la demanda turística europea en Baleares, Canarias y Comunitat Valenciana ha hecho saltar las alarmas en el sector catalán. Aerolíneas y turoperadores confirman el interés creciente por viajar a las islas cuando la situación sanitaria lo permita y han detectado un incremento de reservas de viajes para primavera y verano que de momento no llega a Catalunya.

Los negocios ligados al turismo, como este chiringuito de Barcelona, aguardan la llegada de visitantes

El temor a que esta comunidad autónoma quede a la zaga de otros destinos se extiende entre las empresas desde hace ya tiempo y ayer fue el presidente de la asociación de agencias de viaje Acave, Martí Sarrate, quien verbalizó este malestar. “Catalunya supone el 24% de toda la actividad turística de España”, señaló, por lo que el Govern “debería actuar con más contundencia e iniciativa” para reactivar el sector. Puso el ejemplo de los gobiernos autonómicos de Canarias y Baleares, que trabajan para intentar activar corredores turísticos seguros con sus principales mercados emisores. El ejecutivo valenciano ha puesto en marcha además un programa de bonos vacacionales para fomentar el turismo interior. Un plan modesto pero bien valorado por el tejido empresarial de la Comunitat y que ahora se intenta extender a toda España.

Las autoridades catalanas, siguió Sarrate, deberían liderar la remontada, atraer viajeros españoles y también fomentar corredores con “Francia, Países Bajos o Bélgica”, añadió el presidente de Acave durante la presentación de un informe sobre el impacto de la crisis de la covid en las agencias de viaje. Fuentes del sector hotelero también ven con preocupación la situación, ya que los turistas internacionales aportan el 85% del gasto turístico en Catalunya (21.000 millones de euros en el 2019). Consideran que, mientras Turisme de Barcelona ha vuelto a tomar “el rumbo”, con la vista puesta en los viajes de negocios y en recuperar al visitante chino en los próximos meses, el Govern de la Generalitat “se duerme en los laureles”.

Objetivos

La Generalitat pide prudencia y afirma que trabaja para mantener el destino

Un análisis de la situación que rechazan desde la Agència Catalana de Turisme. Fuentes de la Conselleria de Empresa recuerdan que todavía hay restricciones a la movilidad para contener la pandemia y que sería “incoherente” promover los viajes ahora mismo, cuando hay confinamiento autonómico. No tendría sentido, continúan desde la Generalitat, que un catalán no pueda ir a Aragón o la Comunitat Valenciana pero que un alemán sí pueda viajar a Lloret de Mar. Se trata de un debate que también se da en Baleares, al comprobar cómo turoperadores y aerolíneas alemanas fomentan los viajes cuando imperan las restricciones en toda España.

Desde la Agència Catalana de Turisme defienden que trabajan para mantener el posicionamiento de Catalunya como destino vacacional y de negocios y procurar la reactivación cuando vuelva a estar permitido viajar. El Govern participó ayer mismo en la feria MITT de Moscú, el primer gran encuentro del sector que se celebra después del parón por la crisis de la covid –en el 2019 visitaron Catalunya 795.000 turistas rusos, que generaron un gasto de 1.160 millones de euros–, y para hoy hay prevista una reunión con turoperadores internacionales.

En el sector, insisten desde gremios y federaciones consultadas, echan en falta sin embargo un “liderazgo mayor” dada la grave situación que sufren. Ven cómo Francina Armengol o Ángel Víctor Torres han tomado el mando en la crisis del sector turístico mientras que primero Quim Torra y después Pere Aragonès “no han estado al frente”. Una situación que esperan que se resuelva una vez se forme el nuevo Govern.

Semana santa

Acave prevé un aumento de actividad del 30% concentrado en las islas

En cuanto a las perspectivas de recuperación, Acave calcula un incremento de actividad del 30% respecto al 2020 para Semana Santa y un 40% para el verano. Si se alcanzan estas cifras “ya estaríamos contentos”, afirmó ayer Sarrate desde la sede de Foment del Treball. La demanda y la oferta se concentra básicamente en Baleares y Canarias. La reactivación del turismo, con la llegada de ayudas directas, el aumento de la vacunación y el carnet sanitario que promueve Bruselas, tendrá un gran impacto en la economía española, recordó el presidente de Acave. En este sentido, lamentó que un 20% de las agencias de viaje en España no ha podido reabrir desde el estallido de la pandemia y que no se espera una recuperación de la facturación hasta como mínimo dos años y medio.

La Vanguardia, 17.03.2021